Posts etiquetados ‘mundo’


A pesar de los recortes, de las ayudas a los Bancos, de facilitar el despido y los contratos basura, de que los ciudadanos pierdan poder adquisitivo, de la moderación salarial y de todas esas estupideces el desempleo continúa su ascenso situándose en el más alto de toda la historia.

De nada sirven todas las medidas que se tomen, desde que se gasten cientos de miles de millones de euros, que se critique al Euro, que se exprima a la inmensa mayoría de la población, incluso de que Obama, Zapatero o Rajoy bailen la zardana como Dios los trajo al Mundo, si los ciudadanos no cuentan con dinero suficiente para gastar, pues si no hay gasto: consumo, no habrá reactivación económica.

Ya no recuerdo la de veces que he publicado esto, ni la de veces que les he enviado la receta “mágica” para acabar con la Crisis a todos estos ineptos que se dedican a la política de manera profesional, que han hecho de la política su modo de vida, no que sean “profesionales” en el sentido de expertos de la palabra. He dicho tantas y tantas veces que la Crisis se genera como una consecuencia tan clara y notoria del desajuste entre precios y salarios, que hay que ser muy, pero que muy zoquete para no enterarse. Da lo mismo lo que opinen los supuestos “expertos”, los grandes macroeconomistas, los presidentes de la CEOE, del BCE, del FMI o de cualquier otro país o conjunto de siglas; SI NO HAY CONSUMO NO HABRÁ RECUPERACIÓN.

En un Mundo en el que la compentencia se ha antepuesto a la felicidad, en la que todos y cada uno de nosotros queremos ganar más y más, en la que los especuladores campan a sus anchas y en la que el más fuerte destruye al más débil, nunca habrá una recuperación por una razón muy sencilla: Para que las empresas crezcan deben vender sus productos y para ello deben tener clientes y para que un ciudadano sea un cliente de tantos productos ofertados, debe tener suficiente dinero para poderlos adquirir. Algunos pensarán: “Si no hay empleo como van a tener dinero?”, pues ahí es donde entran los políticos de verdad, los líderes que marcan la diferencia. En lugar de gastar el dinero en los bancos hay que dárselo a los ciudadanos que carecen de recursos. ¿Por qué? pues por algo tan sencillo como si estuvieras sembrando; cuando siembras parece que estás tirando dinero, semillas, agua y abonos, así como un esfuerzo… pero solo es un espejismo pues en unos meses recoges una cosecha en la que tu siembra (inversión) se habrá multiplicado. Lo explicaré de otra manera para los que les cuente entender este simil:

Supongamos que eres un empleado con un salario precario que apenas te da para vivir. En ese caso renunciarás a muchas cosas que parecen superfluas (y puede que lo sean) pero que son vitales para que una economía se desarrolle. Por ejemplo tratarás de “tirar” con tu ropa hasta que no pueda más, tratarás de mantener tu viejo móvil aunque sea de la época de Edison, seguirás con tu vieja TV de CRT (esas del culo gordo que casi nadie quiere) no pondrás Internet, y no te comprarás ni el Ipad o el portatil molón ese que anuncian a bombo y platillo. Los coches ultimo modelo son un lujo que no puedes permitirte, vas caminando a todos lados y cuando no puedes coges un autobus (el taxi es un lujo) Si tienes hijos, en su cumpleaños, Navidad, Ramadán o cualquier fiesta de estas consumistas, les regalas lo mínimo y eso si puedes. Comerás un bocadillo de atún (enlatado, el fresco es muy caro) en lugar de ir a la cafetería y así podría seguir enumerando todas las cosas de las que te privarías.

Como te estás privando significa que Apple, Nokia, Samsung, Seat, el Restaurante de al lado, la tienda de ropa, la gasolinera, el taxista, la aseguradora, la tienda de juguetes, McDonald y Burguer King, El Corte Inglés, Telefonica, Ono, Vodafone y demás empresas tienen un cliente menos que les compra, hasa aquí todo claro ¿verdad? Bueno, ahora multiplica este caso de ejemplo por muchos millones de personas con salarios de mierda y habrás encontrado el origen de la Crisis Económica.

Ahora pongamos el caso contrario: Eres un empleado bien pagado, llegas de forma desahogada a fin de mes y te sobra dinero, no necesitarás tirar de créditos, serás un cliente, un consumidor perfecto, el sueño de cualquier comercio.  Claro, serás un empleado si tienes empleo, pero ahí entra otra vez la magía que dije antes: no importa que tengas empleo, lo importante es que tengas dinero. Si estás cobrando desempleo y es una cantidad que te permita llegar bien a fin de mes, onsumirás y eso generará empleo y uno de esos empleos será para ti. Si eres un inquieto y quieres crear tu propio empleo, que tengas un crédito solidario que te permita crear esa empresa que siempre has deseado (si vas a un banco o caja tradicional te lo negará antes de que te hayás sentado). Y todo ese dinero invertido como volverá y repercutirá en las arcas del Estado, pues cuanto más consumo haya, más impuestos directos e indirectos recaudan, al haber más contratación pagarán menos prestaciones y más gente cotisará a la Seguridad Social. Ahora multiplica esto por muchos millones y tendrás una economía boyante, que sube como la espuma.

Moraleja: Si recortas salarios y prestaciones, dejas en manos de la banca privada con ánimo de mucho lucro, el crédito y no haces tu trabajo como líder de una nación, acabarás en la ruina o colgado de un pino.

Anuncios

Somos tantos y tan egoistas que este planeta no podrá sostenernos por mucho tiempo más.

Hace tiempo que llevo diciendo que somos 7.000 millones de personas en el Mundo, aunque muchos decían que no es verdad que somos 6.500 millones, pues bien, el lunes seremos esos 7.000 millones tan temido y ¿por qué tan temido? pues bien, según Naciones Unidas (algo bueno debe tener esta agrupación) con esa cantidad de personas, tendremos que doblar la producción de alimentos para poder atender a las necesidades nutricionales de la población mundial durante los próximos 10 años. De no ser así nos encontraremos con una gran catástrofe alimentaria. (más…)


Un amigo de Facebook, llamado “Abuelita Dime Tu”, nos envia este magnífico vídeo en el que se ve claramente que por muy importantes que nos creamos (en la forma despectiva) seamos políticos, banqueros, directores, parados, millonarios o pobres, todos formamos parte de este Mundo y lo debemos cuidar pues todos somos uno. Podemos pensar tan solo una cosa: “El agua que bebemos es la misma que bebieron los dinosaurios”