25% de Desempleo y ellos siguen equivocados…

Publicado: 26 octubre, 2012 en Social
Etiquetas:, , , , , ,

Peligro 25% de desempleoHoy hemos recibido la desagradable, pero esperada, noticia del incremento del desempleo en España. Con los últimos datos la tasa de paro se sitúa en el 25% de la población activa, algo que llevo mucho tiempo diciendo, que se produciría de no hacerse una verdadera reforma en el Sistema.

El gobierno actual (y el anterior del PSOE) se han dedicado a publicitar a bombo y platillo, las bondades de los que ellos llaman “Reforma Laboral” y que no es más que una serie de recortes, tanto en protección como en salarios, hacia los trabajadores. Por decirlo claramente y sin andarme por las ramas: Facilidad en el despido, contratación más barata, salarios, aún, más miserables.

A lo que yo, que no soy economista “titulado”, siempre he respondido con argumentos contundentes, que “reformas” de ese tipo, solo contribuyen a un empeoramiento de la economía de las personas, por lo tanto, una merma en la economía española y como tal, un empeoramiento de la economía mundial.

¿Y por qué argumento esto?

Pues muy sencillo, si reduces el poder adquisitivo de la inmensa mayoría de los ciudadanos, estos dejarán de consumir y si se reduce el consumo se destruyen puestos de trabajo; se recauda mucho menos por los impuestos “indirectos” y por los directos.

Como consecuencia a tal desfachatez; insensatez propia de auténticos idiotas (pero eso sí, muy bien pagados están estos idiotas) se produce una merma en la confianza de los inversores en la economía del país (después de todo quien va a confiar en un país que somete a la inmensa mayoría de sus ciudadanos a una “cura” de sangrado, cuando ya estaban anémicos).  Y como todos ya sabemos (y si no, ya lo explico yo) la deuda, que no es más que unos pagarés cuyo valor e interés, se basan en la confianza, se degrada. Es decir, aumenta la prima de riesgo que significa que los inversores confían menos en las posibilidades de la economía de un país y por lo tanto exigen un mayor porcentaje de rentabilidad (ganancias).

Pero el “gobierno de los ineptos” (estos “aristócratas” sin dos dedos de frente) persiste erre que erre, en su sinrazón de recortar poder adquisitivo, sin darse cuenta de que esto es una pescadilla que se muerde la cola:

Menor poder adquisitivo, menor consumo, más paro, menos recaudación, menor confianza,  préstamos a mayor interés. Menor poder adquisitivo, menor consumo, más paro, menos recaudación, menor confianza,  préstamos a mayor interés. Y así hasta que se colapse el Sistema y entremos en un Caos total.

Y entonces, ¿qué se puede hacer?

Pues es tan sencillo, pero a la vez tan difícil, que la mayoría de gente se niega a creerlo. Se basa en una serie de reformas (reformas de verdad, que no recortes) en el Sistema actual, basados en  Derechos y Obligaciones, de tal manera que haga al país completamente autosuficiente tanto en energía (sustituir petróleo por eólica, fotónica e hídrica); como en alimentación (agricultura eficiente y ecológica, pero técnica; ganadería y pesca sostenible y eficientes); fomentar el “Made in Spain” con productos de alta calidad a precios razonables (ni baratijas chinas, ni carísimos productos americanos, japoneses, coreanos o alemanes).

Las reformas son, a grosso modo, las siguientes:

Derechos

  • Aumentar el Salario Mínimo Interprofesional a la media europea (Unos 1.200€).
  • Banca Pública de Microcréditos Solidarios (para emprender, no especular).
  • Condonar la deuda de las personas en situación precaria, congelando los intereses, hasta que la situación económica de esas personas mejore sustancialmente.
  • Derecho a comedor escolar, en institutos y universidades.
  • Derecho a la formación y el reciclaje de conocimientos, aptitudes y actitudes.

Obligaciones

  • Formación y/o reciclaje de los parados de larga duración y personas mayores de 40 años (prioritariamente) en actividades beneficiosas para la sociedad y la economía, como por ejemplo energías renovables, tecnología, agricultura, ganadería y medicina. Recibiendo un salario digno, equivalente a por lo menos, el 75% del S.M.I.
  • Formación continua para los mayores, en tecnología, idiomas y cultura, durante toda la vida.
  • Aumentar el número de horas lectivas a los estudiantes, teniendo 3 horas de descanso para comer y hacer una siesta (está demostrado que se rinde más) y continuar por la tarde reforzando idiomas, tecnología, cultura y deporte, así como civismo.

 

Por parte del gobierno se debe actuar de la siguiente manera:

  • Controlar la especulación fijando Precios Máximos Autorizados.
  • Salarios Máximos y Mínimos.
  • Control del precio de la vivienda tanto de alquiler como de venta, en función de tablas baremadas, por la situación del inmueble, la superficie y el poder adquisitivo de los ciudadanos.
  • Controlar el fraude, el mercado negro y la fuga de capitales.
  • Impuestos basados en patrimonio.
  • Un Servicio de Empleo Centralizado, e intercomunicado, con oficinas en todas las poblaciones y una eficiente y clara página Web. Donde las empresas tengan que poner sus ofertas. Es decir: que el SEPE (así se llama ahora al INEM) funcione como debiera funcionar, como un servicio para gestionar el empleo y ayudarte a encontrarlo o en su lugar asesorar y obligar a tomar formación (remunerada) en las actividades que requiera nuestra sociedad.
  • Reducir el número de “gobiernos” y los políticos que los componen. En España se estima que hay cerca de 500.000 políticos y que mantenerlos nos cuesta alrededor de los ¡40.000 millones de euros al año!
  • Recoger la opinión de los ciudadanos con encuestas telemáticas mensuales. Y valorarlas (esto es muy importante) además, los puestos “públicos” deben ser ocupados en función de la aptitud y no de la conveniencia política.

Seguro que me dejo algunas cosas en el tintero, pero de lo que si podeis estar seguros, es que lo expuesto, sí que es totalmente necesario si queremos convertir a España o a cualquier otro país del Mundo, en un lugar ideal para vivir por su justicia social, su potencial humano, su reparto equitativo, su civismo, su respeto al medio ambiente y su eficiencia de recursos.

Imaginar no cuesta nada y suele ser un ejercicio muy práctico.

Imaginemos ahora, el escenario, de que se ponen en marcha todas estas medidas. Un país que se pone manos a la obra y sustituye el petróleo, que importa (y que son muchos millones) por energía limpia y barata, que nos abastecemos en nuestras viviendas, con nuestros propios generadores eólicos y fotovoltaicos (cada casa, cada edificio con su propio generador); que usamos el mar para generar la energía que necesitamos para los lugares comunes (si no hay mar, fotovoltaica o eólica).

Que desarrollamos nuestros propios vehículos eléctricos, casi, autosuficientes, que dejamos prácticamente de importarlos y nos convertimos en líderes mundiales de exportación de automoción limpia.

Que nuestros transportes colectivos llevan paneles solares en sus grandísimos techos y laterales, paneles eficientes y que usan la energía del frenado para recargar más, sus baterías hechas en España.

Que nuestras tierras abandonadas en pos de una futura especulación urbanística, tierras en su mayoría agrícolas, se convierten en auténticos vergeles de suministro alimentario, ricos en vitaminas y libres de pesticidas contaminantes, gracias a nuestra formación técnica y pionera. Que nos convertimos en el país productor de las mejores cosechas.

Que no esquilmamos los mares, si no que los tratamos con respeto y cogemos lo necesario, hoy en día se tira el 50% de lo que se pesca y como resultado a toda esta explotación marina, especies como las medusas, antes relegadas en la cadena alimenticia y puestas a ralla por otras especies, campan a sus anchas en forma de plagas terribles. Una formación cívica y técnica para los pescadores es imprescindible, para ser más eficientes y más respetuosos.

Que las personas desempleadas, con ganas de emprender, después de recibir cursos de formación y/o reciclaje, reciban cursos de creación de empresas, para convertirse en sus propios jefes, como autónomos, o en sociedades y cooperativas con otros alumnos de dichos cursos y que el capital para tal fin, salga de una Banca Social que les da a cada integrante una cantidad suficiente para crear esa empresa, bien estructurada por medio del asesoramiento experto, y liderada por gente formada y orientada hacia fines necesarios y ecológicos, para construir, diseñar, instalar, vehículos, ordenadores, aplicaciones, instrumentos de telecomunicación y análisis, viviendas, plantaciones, ganaderías eficientes y sostenibles.

Que todo ciudadano, por el mero hecho de serlo, reciba un salario, de no menos del 75% del S.M.I. (Salario Mínimo Interprofesional) si está desempleado. Y que todo ciudadano reciba la formación necesaria o el reciclaje de conocimientos y técnicas necesarias, para que se convierta en una persona productiva y satisfecha con su vida.

Que unos pocos especuladores no puedan jugar con las vidas de los demás, poniendo los precios que les parezca, en los alquileres de viviendas, en la venta de los inmuebles, en los alimentos; en los productos de primera necesidad tanto de consumo, como muebles e inmuebles. Es, cuando menos, cabreante ver como algunos especuladores, después de haber destruido el paisaje y el medio ambiente de Todos, son capaces de querer cobrarte, aunque la población esté en el culo del Mundo una barbaridad por una vivienda.

Que los políticos, sean muchos menos y realicen su labor de forma eficaz y si no se vayan o se echen por la voluntad ciudadana, realizando encuestas mensuales. Un político al fin y al cabo, debe ser simplemente un gestor que se elige, en lugar de por contratación, por votación. Imaginemos que no tenemos esa gran cantidad de diputados regionales, provinciales, concejales, asesores y demás cargos “de confianza”. Políticos los imprescindibles. Esto no quiere decir perder la identidad de cada región, solamente que no haya tanto chupóptero viviendo a cuerpo de rey a costa de los recortes a los ciudadanos.

Imaginemos que cuando alguien se queda sin empleo, automáticamente, se paran los intereses de la deuda, siempre y cuando no tenga un grandísimo patrimonio y una grandísima indemnización y/o prestación. Imaginemos que a nadie lo echan de su vivienda por esta situación y que la deuda no se va incrementando día tras día, como ocurre ahora.

E imaginemos que todo eso lo construimos nosotros: ciudades autosuficientes, viviendas autosuficientes, que en lugar de comprarnos el Iphone nos compramos el Sphone (Hecho en España), que en lugar de comprar BMW, Audi o Toyota, compramos un vehículo hecho en España con mejor tecnología y totalmente ecológico, hecho por nosotros; que en lugar de querer Nike, Adidas, Converse o Vans (zapatillas deportivas) o ropa, que están hechas en China o en otro país asiático, por cierto, compramos productos hechos en España, de alta calidad a precios razonables.

Imaginemos que todo lo que se hace fuera, lo hiciéramos dentro, por españoles cualificados, cívicos y respetuosos con el medio ambiente, conscientes de su vida y su relación con todo lo que nos rodea.

Imaginemos que en lugar de seguir la estela de países como Estados Unidos, nosotros creamos el camino a seguir, mediante nuestro ejemplo de autosuficiencia, justicia, reparto, productividad, respeto al ser y al medio ambiente.

¿Creéis que si seguimos estos pasos, nuestra prima de riesgo subiría, nuestra autoestima estaría por los suelos, nuestro desempleo por las nubes y nuestra democracia en el cubo de la basura?

Lo que hay que hacer

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s