Precios, salarios e ineptos

Publicado: 30 agosto, 2012 en Social
Etiquetas:, , , , , , , , , ,

Euros

A nosotros, los españoles (aunque se puede aplicar a cualquier país no exportador), nos interesa, y mucho, tener un Euro fuerte, porque España no es un país eminentemente exportador, además, con un Euro fuerte nuestras importaciones son más baratas y cuando hablamos de importaciones debemos, y mucho, destacar el petróleo cuyo precio se fija en los mercados internacionales en dólares. Una paridad Euro/Dólar favorable al primero nos viene de maravilla para que todos los productos derivados del petróleo (combustibles, plásticos, transportes, etc.) no se encarezcan.

También, como no, influye en esa paridad, las importaciones de tecnología y electrónica (circuitos integrados, móviles, televisores, ordenadores, maquinarias extraeuropea, minerales raros, etc.)

A la vez,  nos interesa que todos los ciudadanos cuenten con un poder adquisitivo lo suficientemente alto por varios motivos:

Primero, porque es de justicia social: evitamos conflictos y malestar; indignación y protestas.

Y segundo; si todo eso, que se refiere a la equidad, no les importa a nuestros dirigentes, si que les debería importar que nuestra economía se active, pues España es un país cuyo motor económico se basa sobre todo en el Consumo Interno. A mayor consumo, mayores serán los ingresos en concepto de impuestos indirectos; mayor será la creación de empleo y por lo tanto mayor la recaudación por impuestos a la renta.

Sin embargo, se nos ha tratado de vender el ejemplo de Alemania como panacea, tanto de empleo como de crecimiento, sin tener en cuenta que en el caso de Alemania, que es un país cuya economía se basa en la exportación (siendo uno de los tres mayores exportadores del Mundo)  les es más conveniente mantener un equilibrio entre un Euro no tan fuerte y unos salarios no tan altos, pues así pueden exportar de forma más competitiva. Esto, realmente no es justo, pero lo explico  usando los baremos económicos hasta ahora establecidos, es decir: el Sistema Actual.

Creo que la mayoría de economistas que están siendo contratados como asesores de los gobiernos, mejor hubieran dedicado el dinero que les costó la carrera, en una fiesta de “Mis dulces dieciséis” o algo por el estilo, pues no dan pié con bola.

La Economía Perfecta

Representación de la jerarquía de necesidades ...

Representación de la jerarquía de necesidades de Maslow (Photo credit: Wikipedia)

La verdadera perfección, dentro de lo que cabe, pues solo Dios (Universo, energía suprema o como lo quieran llamar los no creyentes) es perfecto. Bueno, la semi-perfección económica, se consigue haciendo que los salarios sean universales, es decir, que no haya sin tener una renta; que esos salarios sean lo suficientemente altos como para poder cubrir las necesidades básicas (esas que en la pirámide de Maslow representan a los dos niveles de la base) más un excedente que se pueda dedicar a ocio y autorealización.

No deben ser demasiado altos, pues cuando el excedente es muy grande se produce un aumento en el ahorro y muchas veces lleva aparejado un efecto indeseado, que es la especulación: especulación en forma de Bonos, preferentes, inmobiliario, seguros, etc. Todo eso que no produce empleo ni progreso si no tan solo grandes dividendos para unos pocos y miseria para muchos.

La especulación con el terreno y la vivienda construida fue brutal

Al mismo tiempo, el gobierno, en representación del Estado y como tal del Pueblo, debe y fijénse bien que digo “debe”, velar por los intereses de los ciudadanos, vigilando que no se produzcan subidas de precios abusivos, ni especulación, tanto en alimentos y bienes de primera necesidad como en tierras y bienes inmuebles. Para ello es imprescindible que fije unos Precios Máximos Autorizados en función a la renta disponible del ciudadano con menor poder adquisitivo.

También debe, y vuelvo a decir debe, pues es un deber y no una opción, ni un favor, vigilar porque no se especule con el trabajo de los ciudadanos, pues el trabajo, en muchos tratados, está considerado una mercancia (sobre todo a partir de la Revolución Industrial y la esclavitud de los blancos por los blancos, sin importar edad o sexo) Tiene la obligación de que los ciudadanos trabajen en condiciones dignas, con horarios que permitan desarrollar la vida personal y familiar y que en ese trabajo se desarrolle el ser humano, con perspectivas de crecimiento personal, económico (dentro de un límite) y cultural.

Una formación continua, y en su caso el reciclaje de las aptitudes y actitudes, es de vital importancia en un Mundo que cambia tan rápido. De nada sirve aprender una profesión, o una carrera, si no te vas poniendo al día, actualizándote para adaptarse a las nuevas circunstancias. De eso también debe, encargarse el gobierno como representantes del Estado.

Minero extrayendo carbón

Un ejemplo claro de esto lo tenemos con los mineros de carbón, en un Mundo que cada vez usa menos carbón, primero, porque es menos energético que el petróleo, más caro de extraer; pero lo principal es que es un mineral que pone en riesgo sus vidas (respirando un aire contaminado y expuesto al Grisú) además de tener unas emiciones de dióxido de Carbono tremendamente dañinas para nuestro ecosistema.

En este caso es mejor, reciclar a estos mineros (no dejarlos sin empleo como hacen estos ineptos) y convertirlos en técnicos para la generación de energías renovables. Mantienen el empleo, mejoran sus condiciones de vida y contribuyen a un planeta más limpio y sostenible.

Salarios y mentiras

Si a un país cuyos salarios son de los más bajos del Mundo, se le suman los impuestos más altos, lo único que se conseguirá es empobrecer a la población y seguidamente una Revolución en toda regla, pero no deseada por nadie con dos dedos de frente.

Solo una Sociedad, es una auténtica Sociedad, cuando todos y cada uno de los ciudadanos cuenta con los recursos suficientes para desarrollar una vida plena y digna

Salarios Mínimos brutos (en España son 641 x 14 pagas) en este caso se pone mensual.

En España el S.M.I. (Salario Mínimo Interprofesional) es de tan sólo unos irrisorios 641€, cantidad, a todas luces, insuficiente para poder desarrollar una vida digna en un país con unos precios  e impuestos, como los que tenemos. Sólo hay que pensar que un litro de gasolina en La Península Española, cuesta más de 1,5€/l; los alquileres están a niveles, casi, del resto de Europa; la alimentación es tan cara o más que en muchos países:

En París, Francia, yendo a una cadena de supermercados, conseguías yogures a 0,39€, al llegar a Canarias vi que esos mismo yogures costaban ¡0,47€!; en las calles de París, sobre todo a las salidas del metro, te encontrabas con puestos de venta de frutas donde podías comprar mangos, 1,5€/kg; aquí a más de 3€. Y así se podrían poner muchos ejemplos de cómo a pesar de tener los sueldos más bajos, los impuestos más altos, los precios más caros, estos que nos gobiernan todavía no se han dado cuenta de que nos dirigimos irremediablemente hacia la Revolución.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s